Llega el verano y con él las averías en los sistemas de refrigeración - CLIMELECTRIC

Aire Acondicionado Valencia
Consulta On-line
CONTACTE CON NOSOTROS

Llega el verano y con él las averías en los sistemas de refrigeración

refrigeracion valencia

El verano es para casi todo el mundo la mejor época del año. La temporada estival se presenta con sus elevadas temperaturas que son ideales para acudir a la playa, estar sentado en una terraza bebiendo una cerveza o un refresco o compartir tiempo con amigos. No obstante, la época preferida para la mayoría de la gente es también la que más estragos y averías provoca en los sistemas de refrigeración; las neveras, frigoríficos y congeladores tanto domésticos como comerciales utilizados en el sector de la hostelería trabajan a su capacidad máxima para poder mantener los alimentos, bebidas y productos a temperatura de conservación. Las altas temperaturas veraniegas junto con la tendencia generalizada a llenar por completo las neveras, frigoríficos y congeladores durante este periodo del año, exigen que estos sistemas se vean forzados a funcionar a pleno rendimiento lo que inevitablemente desemboca en mayores desgastes y averías en los mismos.

Por esto hoy en nuestro blog del frigorista te instruimos acerca de las fallas y averías más típicas en los sistemas de refrigeración y la causa/solución para los mismos.

Entre otras, las neveras suelen presentar las siguientes averías:

  • Si la nevera es una combi y funciona la parte de congelación pero no la de refrigeración, muy probablemente el conducto que conecta a ambas partes (localizado en el fondo del compartimento de congelación) se ha bloqueado por una acumulación de hielo o escarcha. En este caso sería necesario realizar un deshielo para remover toda esta acumulación y comprobar el estado del sistema de deshielo automático compuesto por el timer, bimetálico y resistencia de deshielo.

  • Si la nevera es una combi y no funciona ni la parte de congelación ni la de refrigeración, en primer lugar sería necesario comprobar que al conectar la nevera a la toma de la luz el compresor de la misma hace ruido lo que indica que está funcionando. Seguidamente habría que revisar que el mismo tenga gas: para esto hay que tener el frigorífico conectado y funcionando por alrededor de 4 horas. Si el compresor está caliente, esto significa que tiene gas. Si no está caliente, significa que no tiene gas. Si el compresor, por el contrario, se calienta demasiado pasado un tiempo podría significar también que el circuito de refrigeración no está cargado con gas lo suficientemente ya que un calentamiento excesivo del compresor podría indicar que el mismo está teniendo que hacer un trabajo mayor que el que debería de estar haciendo en condiciones normales.

  • Es necesario recordar que la temperatura típica de una nevera debe de estar entorno a 5 grados en la parte de refrigeración y entorno a -18 grados en la parte de congelación. Si hay variaciones bruscas de temperatura podría deberse a problemas del sistema electrónico de regulación o a una fuga o microfuga de gas refrigerante. Para verificar si el equipo tiene fuga de refrigerante, hay que comprobar la presión del lado de baja y comprobar que esta presión coincide con la presión que muestra la etiqueta de información del fabricante de la nevera. Esta tarea necesita de la experiencia y conocimientos técnicos adecuados, por ello te recomendamos que contactes con especialistas en reparacion neveras Valencia si sospechas que tienes este problema con tu refrigerador.

    Existen varias fallas en las neveras causadas por daños en el termostato. Síntomas que pueden indicar un fallo en el termostato:
  • No enciende nunca el compresor: esto significa que la nevera no tiene su temperatura regulada y, por lo tanto, los alimentos en su interior se dañaran. ¿Qué hacer en esto caso? Desconecta la nevera, saca donde va colocado el termostato, despega sus terminales y haz un puente con un cable que una las dos puntas, luego enciende nuevamente la nevera. Si esta prende y arranca el compresor, se identifica que el termostato no permite el paso de la corriente, aunque también podrías haber empleado un tester y verificar la continuidad del termostato a temperatura ambiente y si hay señal es que está averiado. En este caso sería recomendable reemplazar este termostato en lugar de repararlo.

  • No apaga nunca el compresor: esto produce un frío excesivo en la parte inferior de la nevera. No se escucha que descansa el compresor. Se comienzan a congelar alimentos y líquidos en la parte del frigorífico y a aparecer escarcha en la parte del congelador debido a falta de regulación de la temperatura.

  • Enfriamiento muy poco y se apaga mucho la nevera: a pesar de que le das mas vuelta al selector de temperatura del termostato se sigue apagando. Este apagado tan continuo no permite que baje la temperatura suficiente dentro de la nevera y por ello el enfriamiento y congelamiento es muy poco y afecta a todos los alimentos. En este caso lo que está ocurriendo es que el termostato ha sufrido problemas de sensibilidad en su mecanismo interno y corta continuamente la corriente no permitiendo que funcione correctamente el compresor, pero debes estar seguro que está bien de refrigerante y que es el termostato el que te lo está apagando, para ello puedes puentear los cables del termostato y verificar su funcionamiento, también puedes revisar los terminales si están oxidados o hay insectos dentro de la caja donde se ubica el termostato.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE